ABSENTISMO: Un buen indicador de la percepción de la economía

absentismo (1)Según el Informe Adecco sobre absentismo, en el año 2014 hubo un repunte del absentismo laboral en España. Después de 6 años de descenso de la tasa de absentismo (porcentaje de horas netas no trabajadas), el efecto crisis se ha agotado. Según los expertos, en los años de crisis e incertidumbre laboral el absentismo fraudulento ha bajado por miedo a perder el trabajo. En cuanto la economía mejora, este miedo se relaja y el absentismo sube.

El análisis detallado de los datos del estudio arroja algunas conclusiones interesantes como:

  • Las bajas por incapacidad temporal no justificadas tienen que ver con la conciliación de la vida familiar y con afecciones leves de enfermedad.
  • El tamaño de la empresa o el sector de actividad no muestra diferencias significativas en absentismo.

Por lo tanto se concluye que la economía española tiene un déficit estructural de flexibilidad laboral, lo cual influye en el comportamiento de los trabajadores. En el estudio de Adecco se expresa que, si bien el 91% de las empresas solicitan la justificación de las ausencias, tan solo el 2% posee paquetes de horas o medidas de flexibilidad que faciliten la conciliación.

Aquí hay una clara oportunidad de mejora para favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral. Existen muchas medidas, de diferente calado, que se pueden aplicar a nivel de empresa individual o a nivel de sociedad para mejorar la conciliación:

  • Flexibilizar horarios, compactándolos o reduciendo el tiempo para comer.
  • Flexibilizar las horas de entrada y salida, de forma que los trabajadores puedan ajustar su horario según sus necesidades.
  • Racionalizar el calendario laboral según las diferentes épocas del año y los cambios en los horarios familiares.
  • Convocar las reuniones de forma que no se alarguen fuera del horario laboral.
  • Dar ejemplo desde la Dirección de la empresa en cuanto a ser los primeros en la conciliación laboral.
  • Premiar el cumplimiento horario con más tiempo libre, lo cual no significa fomentar el presentismo.
  • Racionalizar los horarios sociales, con iniciativas como cambios en horarios escolares, comerciales y de los programas de máxima audiencia televisiva.

Pero, sobre todo, las medidas que llevarán al éxito en la erradicación del absentismo injustificado serán las que se apliquen como fruto del diálogo. Este diálogo entre empresa y trabajadores, o sus representantes, ha de exponer las necesidades de todos. Y también ha de servir para que se tome conciencia del objetivo común, que es el cumplimiento de la misión de la empresa de forma rentable y sostenible. Así desde todas las partes se podrá contribuir para llegar a las soluciones válidas para la organización.

Todos deben tomar conciencia: los trabajadores entender que si una persona falta provoca una bajada de rendimiento y un estrés en sus compañeros de alrededor. Y la empresa ha de tomar conciencia de que difícilmente nadie hace trampas cuando su trabajo está justamente remunerado, bien conciliado y es suficientemente reconocido.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *